domingo, 12 de junio de 2011

Se cumplieron los pronósticos. El PSOE se derrumba y la marea azul llega al Valle del Guadalquivir.

Ya lo venían anunciando las encuestas, el PSOE iba a perder muchos votos en Andalucía y el PP podría ganar las elecciones y así fue al final. El 22M ha supuesto el mayor varapalo en la historia del socialismo andaluz. El PP ha ganado por mayoría absoluta en 11 de las 12 ciudades que tienen más de 100.000 habitantes (las 8 capitales de provincia más Jerez, Marbella, Dos Hermanas y Algeciras), los socialistas sólo han ganado en Dos Hermanas, feudo tradicional socialista en el que han perdido 3 concejales pero han conseguido conservar la mayoría absoluta. Si tras las elecciones del 2007 el PP consiguió gobernar en la mitad y el PSOE mediante pactos en la otra mitad (Córdoba con alcalde de IU) esta vez el resultado ha quedado 11-1 a favor de los populares.

Pero no sólo ha sido cuestión de grandes núcleos poblacionales donde el PP solía ganar aunque no lograba gobernar si no llegaba a la mayoría absoluta, también el cambio se ha notado en los núcleos rurales, granero de votos socialistas, y así se manifiesta si vemos como han quedado las diputaciones. En 2007 el PSOE las consiguió todas, algunas con pactos, y después del 22M sólo conserva 3: Huelva, Sevilla y Jaén. El PP se ha hecho con el resto con mayoría absoluta, algo predecible en nuestra región pero que ha llegado también a Cádiz y asombrosamente a Córdoba.

En clave nacional

En el resto de España, donde además de las municipales se votaban los gobiernos de 13 comunidades autónomas, el varapalo no ha sido menor. Bastiones socialistas como Extremadura y Castilla la Mancha también han caído consiguiendo el PP ganar en todas las autonomías salvo Asturias y Navarra donde han ganado los regionalistas respectivos, ex-populares en ambos casos (Cascos en Asturias y UPN en Navarra, socios del PP hasta hace menos de un año). En 3 no ha conseguido mayoría absoluta (Extremadura, Aragón y Canarias) por lo que habrá que esperar a la constitución de los respectivos parlamentos para ver que deparan los pactos de gobierno.


A nivel municipal la debacle socialista, una vez constituidas las corporaciones locales, se traduce en 34 capitales de provincias para el PP (31 por mayoría absoluta y 3 con mayoría simple: Huesca, Oviedo y Vitoria) y 9 para el PSOE (3 por mayoría absoluta: Cuenca, Soria y Lérida; 2 por mayoría simple: Tarragona y Toledo; y 4 con pactos donde el PP fue la lista más votada: Lugo, Orense, Segovia y Zaragoza). Las otras 7 quedan en manos de nacionalistas (Bilbao-PNV por mayoría absoluta; Barcelona y Gerona-CIU, San Sebastián-Bildu y Pamplona-UPN por mayoría simple; Pontevedra-BNG y Santa Cruz de Tenerife-CC por pactos donde ganó el PP).
Santiago y Mérida (capitales regionales de Galicia y Extremadura) y Ceuta y Melilla (ciudades autónomas) quedan también en manos del PP por mayoría absoluta.
Por lo tanto los populares van a gobernar en 38 de las 54 capitales que existen en nuestro país aunque ganó en 44. Traducido a datos porcentuales en el 70% gobernará el PP (ganó en el 81%), en un 17% el PSOE y un 13% queda para los nacionalistas.


También se pueden examinar los datos atendiendo a las grandes ciudades mayores de 250.000 habitantes como hizo Rubalcaba en su comparecencia como ministro de Interior en la noche electoral. El PSOE sólo ganó en 2 de 16 -Gijón y Hospitalet de Llobregat-, en ambas sin mayoría absoluta, aunque sólo podrá gobernar en Hospitalet puesto que en Gijón los populares han apoyado al candidato del partido de Cascos. Donde si podrán gobernar será en Vigo tras reeditar el pacto con el BNG para desbancar al PP que ganó sin mayoría absoluta, además de en Zaragoza con un tripartito con IU y CHA. Es decir, los populares gobernarán en 10 (Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Murcia, Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca, Córdoba, Alicante y Valladolid), los socialistas en 3 (Zaragoza, Vigo y Hospitalet) y los nacionalistas en otras 3 (Barcelona-CIU, Bilbao-PNV y Gijón-FAC). Traducido a datos porcentuales en el 62% gobernará el PP (ganó en el 75%), en un 19% el PSOE y en otro 19% los nacionalistas.

Y por supuesto atendiendo a las diputaciones donde el PP se hace con 28 de las 38 que había en liza, 6 quedan para el PSOE (Huesca, Badajoz, Ciudad Real, Huelva, Sevilla y Jaén) y las 4 catalanas para CIU. Esto en cuanto a número de diputados puesto que los pactos pueden modificar la situación final allí donde no se haya logrado la mayoría absoluta. Las diputaciones se constituirán a finales de mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada