viernes, 30 de septiembre de 2011

Arenas se compromete a trasladar Turismo a Málaga.

El candidato del Partido Popular a la presidencia de la Junta de Andalucía se ha vuelto a comprometer a llevar la Consejería de Turismo a Málaga, ahora añade que "sola o acompañada" en alusión a la posible creación de una macroconsejería que englobase las actuales de Economía y Turismo.

Para empezar hay que tener claro como está estructurada la administración de la Junta. Actualmente existen 13 consejerías (se elminaron 2 hace un tiempo) que por orden de prelación son las siguientes:
C. de la Presidencia.
C. de Gobernación y Justicia.
C. de Hacienda y Administración Pública.
C. de Educación.
C. de Economía, Innovación y Ciencia.
C. de Obras Públicas y Vivienda.
C. de Empleo.
C. de Salud.
C. de Agricultura y Pesca.
C. de Turismo, Comercio y Deporte.
C. de Igualdad y Bienestar Social.
C. de Cultura.
C. de Medio Ambiente.
Cada una de ellas aparte del consejero de turno tiene un viceconsejero, un secretario general técnico y cuantos directores generales se estime conveniente, también pueden nombrarse secretarios generales con rango de viceconsejero, todos considerados altos cargos y formando parte de los Servicios Centrales con sede en Sevilla.
Aparte están las delegaciones provinciales de cada una salvo de la Presidencia y en cada provincia puesto que Sevilla también tiene delegación provincial por increible que parezca. Esto hace un total de 96 delegados provinciales también considerados altos cargos.

Como veis toda una pléyade de chupópteros del partido gobernante nombrados a dedo con unos sueldos de aupa. Javier Arenas, siguiendo la estela de sus colegas en otras comunidades autónomas, quiere adelgazar todo este sinsentido reduciendo las consejerías a 9 ó 10, aunque yo utilizaría también la fórmula Cospedal y me cargaba a todos los delegados provinciales dejando tan solo el delegado de gobierno, o sea, pasar de 96 a 8 ó 7 porque lo de Sevilla es surrealista. Hay que tener en cuenta que todos estos altos cargos cuentan con su personal asesor así que el ahorro que supondría su eliminación no es nada despreciable.

Volviendo al tema, el sr. Arenas lleva tiempo prometiendo que cuando gobernase traería la Consejería de Turismo a Málaga por aquello de descentralizar un poquito y el otro día comentaba en un foro organizado por ABC su intención de reducir el número de consejerías y crear la macroconsejería ya comentada. En la Costa del Sol no parece gustar la idea de que Turismo pierda consejería propia aunque se espera con brazos abiertos que venga a parar a Málaga ya sea como tal o como macroconsejería, al fin y al cabo contar con una sede oficial y todo su ejército de funcionarios nunca viene mal, por otro lado tampoco es que Turismo sea una consejería importante, ya veis que ocupa el 10º lugar en prelación y parece que la intención de Arenas es cargarse las últimas uniéndolas a otras consejerías, por eso la línea de corte está en Turismo ya sea por arriba o por abajo, quizá sea mejor para Málaga contar con una consejería importante que con la última de la lista, o ya puestos contar con dos, tanto la de Turismo como la de Economía, ya que es el motor económico de Andalucía.

Por cierto, habemus edificio idóneo... la antigua sede de Correos en la Avenida de Andalucía -qué propio-, inmueble traspasado por el Estado a la Junta como pago de la deuda histórica, un edificio administrativo vacío a falta de un buen lavado de cara y una pequeña rehabilitación interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada