martes, 27 de marzo de 2012

Cae el último bastión socialista pero no será posible el cambio.

El pasado domingo el Partido Popular ganó por primera vez las elecciones autonómicas en Andalucía, última autonomía que el PSOE conservaba con mayoría absoluta, pero la dinámica de pactos postelectorales dará oxígeno a los socialistas que podrán seguir gobernando con el apoyo de IU. 

El PP se quedó a 5 escaños de la mayoría absoluta consiguiendo 50 diputados, cifra record en su historia pero por debajo de lo que se esperaba después de las holgadas victorias tanto en las municipales como en las generales. El PSOE pierde 9 escaños quedándose con 47 e IU dobla su representación parlamentaria pasando de 6 a 12 diputados. Ni UPyD ni PA consiguen representación aunque los de Rosa Díez han subido considerablemente mientras que los andalucistas siguen en caída libre.

Con esto se abre ahora el panorama de negociaciones para formar gobierno, previsiblemente habrá un pacto de la izquierda para gobernar pero queda abierta la puerta de Extremadura donde IU no quiso poner en el gobierno a los socialistas después de tres décadas gobernando. El 19 de Abril se constituye el parlamento, hasta entonces queda un largo período de negociaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada