domingo, 27 de marzo de 2011

El Thyssen ya es una realidad.

El museo Carmen Thyssen Málaga fue inaugurado el pasado jueves con una gran repercusión mediática y es que no todos los días se inaugura un museo de estas características. Los malagueños se han volcado con el nuevo equipamiento cultural y así lo han demostrado guardando largas colas de hasta dos horas de espera en sus tres primeros días de apertura de jornadas abiertas.

Un servidor tuvo ocasión de visitarlo el primer día y merece muchísimo la pena. A partir del martes se podrá visitar ya de forma habitual, los precios no son nada caros con descuentos para grupos de edad e incluso gratuidad para desempleados, cosa que se agradece en una ciudad azotada por esta lacra.

230 obras de artistas mayoritariamente del siglo XIX pueden contemplarse en sus 7.147 m2 que comprende el antiguo palacio de Villalón, edificio del s.XVI, y varios edificios anexos de nueva construcción, contando además con una sala para exposiciones temporales, tienda, salón de actos y dependencias admnistrativas. En total 5.185 m2 de zona expositiva dividida en cuatro plantas. La planta baja dedicada al costumbrismo y paisaje romántico, la primera planta a los maestros antiguos, preciosismo y paisaje naturalista, la segunda a fin de siglo y la tercera a las exposiciones temporales.

Un gran espacio cultural que ha sido posible gracias a la baronesa Thyssen y el tesón del alcalde de la ciudad -dicho por la propia baronesa-, que aparte de su importancia como nuevo foco de atracción turística ha supuesto la renovación de una zona muy degradada del centro de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada