sábado, 27 de febrero de 2010

La Capitalidad: quince ciudades pelean por la corona europea.

Apenas hay comunidad autónoma que se haya resistido a subirse al buque de la Capitalidad Cultural Europea. A día de hoy, quince ciudades españolas pugnan por lucir el cetro que compartirá España con Polonia en el año 2016. Buena parte de las urbes españolas se han embarcado en el proceso de preparación de las candidaturas, con potentes campañas de publicidad, de obtención de apoyos de todo tipo, para crear un proyecto de ciudad, que será el que valorará a partir del 12 de julio el comité de expertos europeos, que seleccionará las finalistas, previsiblemente cuatro o cinco ciudades.

Son las menos las que avanzan en el furgón de cola, pero entre ellas está Murcia, que carece de un organismo específico que impulse el proyecto y de una página web (igual que Asturias, que agrupa Oviedo, Gijón y Avilés).

En esta carrera por la corona europea y a menos de cinco meses de que se cierre el plazo de presentación de candidaturas, Málaga pelea con ciudades de mucho peso cultural, entre ellas seis cuentan el título de Patrimonio de la Humanidad (Córdoba, Cáceres, Segovia, Tarragona, Alcalá de Henares y Cuenca), mientras que otras parten con una dinámica cultural relevante (San Sebastián, Zaragoza y Santander).

Sin embargo, respecto a la actividad de las distintas candidatas, las quinielas que se manejan en los foros de internet dicen que las finalistas se repartirán entre el norte y el sur y que las que más opciones tienen son San Sebastián, Santander, Málaga y Córdoba.

Hasta que llegue ese momento, la web ´candidatecities.com´ está tomando el pulso a la opinión ciudadana y recoge las votaciones de los internautas. Es curioso que el fracaso de la triada asturiana (Oviedo, Gijón y Avilés), que en 24 horas su candidatura fue retirada y repuesta a la vez, no haya afectado a este ránking de votos. Asturias y Santander lideran las votaciones.

Perfectamente Málaga puede dar la sorpresa y pasar la primera criba. Aunque parezca que a nuestra ciudad se le ha echado el tiempo encima, la mayoría de las candidatas avanzan a un ritmo más o menos similar, estableciendo aparentemente planes de comunicación y publicidad de sus candidaturas. Eso sí, hay contrincantes y muy duras. Son Córdoba, que fue una de las primeras en poner en marcha la ´locomotora 2016´ (la Fundación Córdoba Ciudad Cultural se creó en junio de 2006); Santander, la más dotada económicamente, (4,5 millones de euros) y con el respaldo del Banco Santander y la Fundación Botín, y Cáceres, que ha cimentado su candidatura en la fórmula del consorcio y ha puesto en marcha una actuación integral de regeneración urbanística en el centro histórico para recuperar sus señas de identidad.

Por otro lado, el voto popular coloca a Málaga ya en quinto puesto en la web de la Asociación de Ciudades Candidatas a la Capitalidad Europea de la Cultura, sin que todavía se haya puesto en marcha una campaña de comunicación masiva de la candidatura. Ya cala entre los malagueños el mensaje de potencia cultural y de que coincidimos con el perfil de otras que lograron el ansiado título: ciudad moderna, bien comunicada y con una buena capacidad en el sector turístico.

Se han sentado las bases de la inminente Fundación Málaga Ciudad Cultural, que preside Juan José López Cohard, y como gerente de la entidad, Javier Ferrer. En los próximos días está prevista su constitución y se recabarán ideas y sugerencias para diseñar el proyecto de la candidatura malagueña. Málaga puede y quiere.

Noticia del diario La Opinión de Málaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada