viernes, 5 de marzo de 2010

La Costa de Granada arranca su carrera por los centros comerciales.

Por mucho que el alcalde y los propios comerciantes repitan que Motril cuenta con uno los mejores comercios tradicionales de toda Andalucía y por más agradable que sea pasear por las tiendas del centro de las localidades costeras como Almuñécar o Salobreña, la realidad es que a la gente también le gusta encontrar todos esos escaparates juntos y de paso ir al cine o tomar una hamburguesa. Todo ello sin problemas para aparcar el coche. La de los centros comerciales que aglutinan cines, tiendas y restaurantes es una modalidad de ocio imparable que demanda la sociedad actual. Y la Costa Tropical, con una población de más de cien mil habitantes, aún no tiene ni un solo complejo comercial de este tipo. La carrera arranca hoy, con la primera piedra de un centro comercial y de ocio con multicines -medianito, eso sí- en la entrada de Motril (el MOT-13) que contará con una inversión de unos diez millones de euros. Es el primer paso para dotar de estos servicios a la comarca y frenar una 'fuga' de clientes alentada por las autovías que han acercado la Costa tanto a Málaga como a Granada capital. Cada fin de semana jóvenes y familias enteras se escapan en ambas direcciones atraídos por una modalidad de ocio aún inexistente en la Costa. Los multicines de la capital granadina o los centros comerciales malagueños más cercanos de Vélez Málaga y Rincón de la Victoria tienen a los vecinos de la Costa Tropical como clientes habituales.

Lo confirman, por ejemplo, las encuestas de procedencia que realizan a sus clientes los centros comerciales El Ingenio de Vélez Málaga y el de Rincón de la Victoria. Ambas ponen de manifiesto que los vecinos de La Herradura, Almuñécar o Salobreña, principalmente, son compradores fieles. En total, entre los dos centros, reciben cada año más de un millón de visitantes procedentes de la Costa granadina, según sus estadísticas.

A pesar de que la crisis económica está haciendo que los clientes se lo piensen más a la hora de coger el coche para irse a los centros comerciales vecinos a tirar de la tarjeta de crédito y, por consiguiente, han bajado las visitas, los vecinos de la Costa granadina suponen hasta un 6% de los más de nueve millones de visitantes anuales que recibe El Ingenio de Málaga, según confirma su gerente Leonardo Galdeano.

También para Alejandro Garzón, gerente del centro comercial de Rincón de la Victoria, los de la Costa de Granada son clientes 'vip', a los que tienen muy en cuenta en sus promociones publicitarias. «Recibimos incluso gente del interior de Granada pero los de la Costa suponen alrededor del 9% del total, un porcentaje muy interesante», señala. A su juicio, el cliente de la Costa está bastante fidelizado en los centros comerciales malagueños porque en Granada -el gerente conoce bien la situación porque precisamente es granadino- no existen centros comerciales con el mismo concepto que los malagueños, sino más bien como Kinépolis, «de atracciones, no armonizados con la sociedad». Los alcaldes de la Costa granadina son muy conscientes de la potente inversión y el empleo que generan los centros comerciales y también de la demanda de sus vecinos, por lo que son firmes defensores de estos proyectos. Salobreña fue la primera en apuntarse a esta carrera por los centros comerciales en la que, muy su pesar, Motril acaba de pasarle por la izquierda y tomarle ventaja con la primera piedra que colocará hoy.

En cuanto al centro comercial del MOT-13, que comienza a construirse hoy, sus inversores son la empresa Bogaris que, según su web, promueve, desarrolla y gestiona proyectos en los sectores de la promoción inmobiliaria (comercial, industrial y residencial), de las energías renovables y el reciclado de residuos y de la agroindustria.

Las cifras que se barajan para este proyecto son una inversión total de diez millones de euros y una generación de más de 200 puestos de trabajo directos. El futuro centro comercial contará con cinco salas de cine, una gasolinera y un supermercado de la cadena Lidl, además de superficies de Sprinter, Merkal y Kiabi. Según Chica, también se ha reservado un espacio pequeño para algún otro comercio. El concejal confía en que las obras sean ágiles. El objetivo es que la Costa tenga su primer centro comercial y de ocio el próximo año 2011.

Ver noticia del diario Ideal-ed.Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada