sábado, 6 de marzo de 2010

La UE celebra su primera cumbre con Marruecos este fin de semana en Granada.

El Gobierno español cree que los actos de protesta convocados no afectarán al buen desarrollo de una cumbre "sin precedentes", ya que se trata de la primera reunión al máximo nivel entre la UE y un país árabe, según fuentes diplomáticas, que destacan el valor de "ejemplo" que las relaciones entre los Veintisiete y Rabat pueden tener para el conjunto del área mediterránea.

Marruecos es el primer receptor del presupuesto que la UE destina a su política de vecindad, con un 10 por ciento de los fondos (unos 580 millones de euros), por delante de Ucrania y Egipto. Esta cumbre es además la primera que la nueva UE salida del Tratado de Lisboa mantendrá con un tercer país.

Desde finales de 2008, Marruecos goza de un Estatuto Avanzado con Bruselas, un plan que persigue integrar a Rabat en los espacios comunes europeos, sin que participe en las instituciones como miembro, como ocurre con otros países vecinos como Noruega.

El primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, encabezará la delegación marroquí, integrada por otros seis ministros. Por parte de la UE, acudirán a Granada el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo país asume este semestre la presidencia del Consejo de la UE y ejercerá de anfitrión; el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy; el jefe de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y los comisarios de Comercio, Karel de Gucht y Política de Vecindad, Stefan Füle.

La cumbre arrancará hoy con una reunión entre más de 250 empresarios europeos y marroquíes en la que se analizarán las posibilidades de colaboración en los sectores del transporte, logística e infraestructuras y en el campo de la energía y las renovables, ha precisado el Gobierno español.

Zapatero, Abbas el Fassi y Barroso intervendrán en la sesión de clausura a partir de las 18,30 horas en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada. A las 20,30 horas, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ofrecerá en el hotel Nazaríes una cena a los asistentes a la cumbre.

La jornada del domingo comenzará a las 9 horas y se trasladará al Palacio Carlos V en la Alhambra de Granada. En su cripta, las delegaciones europea y marroquí hablarán durante casi dos horas de los desafíos globales a los que se enfrenta la UE y Marruecos, desde el cambio climático hasta la crisis económica y financiera y la inmigración.

El Fassi expondrá a sus interlocutores europeos el desarrollo de Marruecos en los últimos años y los avances conseguidos en Derechos Humanos, un apartado en el que le darán la réplica Van Rompuy y Barroso. La UE considera, según fuentes diplomáticas, que el reino alauí ha registrado avances en este ámbito -citan el nuevo Código de Familia, que introduce mejoras en los derechos de la mujer- aunque reconocen que todavía puede hacer más en el ámbito de la justicia y de la libertad de expresión.

El contencioso del Sáhara también estará sobre la mesa aunque de forma "general", indicaron las fuentes, que precisaron que los europeos escucharán la "visión" marroquí en este asunto, cuyo marco de negociaciones se encuadra en la ONU, recuerdan.

Ver noticia completa del diario Ideal-ed.Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada