viernes, 5 de marzo de 2010

La torre vigía de Huércal Overa recrea la frontera mozárabe.

La recuperación de las construcciones defensivas levantadas en distintos puntos de la provincia da un nuevo paso adelante con la rehabilitación de la torre vigía de Huércal Overa, conocida como 'El Castillo' en toda la zona del Almanzora al constituir un hito y una referencia para todo el territorio que domina desde el alto mirador en el que está ubicada y erigirse como una de las señas de identidad de las gentes que habitan en toda la comarca. La restauración ha pretendido convertir este edificio, por todas las características que engloba -arquitectónicas, históricas y medioambientales-, en un centro de interpretación de la 'frontera mozárabe'.

Un acercamiento que cristalice en físico el tradicional solamente, o en gran parte, emocional de los ciudadanos y la ruptura de la lejanía que esa ubicación condiciona si olvidar el papel que jugaba el estado «bastante deteriorado» que presentaba hasta hace unos dos años ha sido precisamente un objetivo de la intervención llevada a cabo por la Consejería de Cultura dentro de las actuaciones monográficas en relación con la arquitectura defensiva de Andalucía. Ha contado también, al parecer, con los impulsos de los ministerios de Fomento y de Cultura.

En los setenta metros cuadrados de superficie útil distribuidos en tres espacios a diferente altura que posee aproximadamente el interior de esta torre vigía se ha procedido a la limpieza, a la reparación de los lienzos primitivos y a la instalación de las medidas de seguridad sí como de otros elementos actuales, la electricidad, entre ellos. La actuación también ha eliminado los elementos de carpintería y de otros aspectos introducidos y montados por las anteriores propiedades y que intentaron de manera especial la habilitación de una vivienda en la edificación.

Si cualquier puesta en valor una construcción no puede dejar de lado el entorno medioambiental en el que se inserta, en este caso esta atención cobra una dimensión singular al tratarse de una de las torres vigía con un panorama y una panorámicas, si no únicos, sí originalmente únicos. El popular 'Castillo' se encuentra en las estribaciones de la Sierra de Almagro, tiene 15 metros de alto, se ubica concretamente sobre un precipicio de otros 200 metros de altura y constituye todo un señor mirador sobre toda la planicie que se extiende a sus pies. La restauración, junto con todas miradas históricas y arquitectónicas, ha cuidado igualmente el aspecto paisajístico con la plantación de flora autóctona. A falta de confirmar el último céntimo tras toda la ejecución, la intervención ha contado con un presupuesto de 639.239 euros.

Ver noticia completa del diario Ideal-ed.Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada